6 de octubre de 2010

Renunciar también es amar. A veces hay que cerrar historias con dolor para comenzar una nueva vida, lo dije miles de veces, pero nunca con tanta convicción como la de ahora, hoy digo basta, no al amor que siento, sino basta al sufrimiento, a exponer mi corazón de tal forma que sé saldrá herido, tomaré de nuevo las riendas de mi vida, dejando de lado proyectos pasados, viviré el presente aprendiendo del ayer, cuando el amor no fluye, nada se puede hacer,quién diga lo contrario, nada sabe de amar, porque el amor es espontaneidad, libertad, seguridad y naturalidad. Hace poco yo pensaba que la pasión, y el amor, eran casi todo lo contrario, entre más dudas tuviera, más cerca me sentía a esa persona, celos, conflictos, diferencias, y un gran sentido de posesión eran para mí, sinónimos de interés y dinamismo en la relación de pareja, como si la paz fuera lo más aburrido del mundo y muy equivocado estaba, muy infantil era mi concepto del amor.Por un lado me siento frustrado y como si hubiera perdido una pelea, pero si lo pienso un poco más, la conclusión que saco es que no supe en su momento dar esa pelea, utilicé herramientas burdas, absolutamente inadecuadas para conseguir lo que más queria. Por lo demás, con todos los errores, las desilusiones, los logros y las caídas, sé que salí ganando, gané mi dignidad, el amor por mí mismo y, por sobre todo, una nueva concepción del amor, una mucho más virtuosa que un pasajero enamoramiento.

El amor no tiene vueltas, cuando uno ama, AMA ♥

Photography Graphics

Burbujas :)